Lentejas bailarinas en gaseosa: experimento de flotabilidad

El dióxido de carbono disuelto en las bebidas gaseosas es capaz de hacer bailar a lentejas y garbanzos sin necesidad de música. Descubre cómo y experimenta con la densidad y la flotabilidad de la forma más sencilla y divertida.

Preparando el experimento

Echamos las legumbres directamente a la botella de gaseosa.

Materiales:

    • Cualquier bebida gaseosa transparente como por ejemplo agua con gas o gaseosa.
    • Un vaso de agua.
    • Unas cuantas lentejas y garbanzos.
    • Un vaso alto o la botella de gaseosa.

Procedimiento:

  • Pon unas pocas lentejas y garbanzos en agua. Comprobarás que se hunden hasta el fondo y allí se quedan.
  • Echa las legumbres en un vaso alto lleno de gaseosa o simpleamente échalas en la botella.
  • Observa lo que ocurre. Se formarán burbujas en la superficie de las legumbres y al cabo de unos segundos, subirán a la superficie del líquido. Una vez arriba las burbujas explotarán y las legumbres volverán al fondo y vuelta a empezar. El baile durará unos minutos.
Las legumbres ascendiendo y descendiendo en agua con gas

Suben, bajan, suben, bajan… Las burbujas son como flotadores que se pinchan al llegar arriba.

Aquí tienes más experimentos de flotabilidad:

Flota o se hunde con frutas.

La lámpara de lava.

El huevo que flota en agua con sal.

Crea una columna de densidades multicolor.

Y aquí un experimento con millones de burbujas:

Mentos y coca cola.

¿Qué ocurre?

En agua sin gas las legumbres se hunden porque son más densas que el agua. Si quieren flotar necesitan tener menos densidad que el agua y eso lo consiguen con ayuda de las burbujas que salen del agua con gas.  Las bebidas y refrescos gaseosos tienen burbujas porque contienen  un gas disuelto a gran presión, el dióxido de carbono.

En cuanto una botella de refresco se abre, la presión desciende y el dióxido de carbono va abandonando la disolución en forma de burbujas. Las burbujas de dióxido de carbono se forman con mucha facilidad sobre objetos introducidos dentro del refresco. Fíjate en que nada más introducir las legumbres, su superficie se llena de burbujas que van aumentando de tamaño según se van uniendo unas burbujitas a otras. Cuando la densidad del conjunto legumbre-burbujas desciende hasta llegar a ser menor que la del líquido, la legumbre sube a la superficie. Allí, las burbujas que son lo suficientemente grandes como para romper la capa de líquido que las rodea, escapan al aire y la legumbre vuelve a hundirse. El proceso continuará mientras haya suficiente dióxido de carbono en el líquido.

Los padres tienen la responsabilidad de elegir las actividades que según su criterio son seguras para sus hijos. Todas las actividades propuestas en Educaconbigbang deben estar siempre supervisadas por un adulto.




También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. ambar dice:

    en serio es eso que aburrido

    • EducaconBigBang dice:

      ¡Vaya, Ambar! Siento que no te haya gustado. Quizás te parezcan más emocionantes otros experimentos que hemos hecho sobre la misma temática. Estoy segura de que vas a encontrar alguno que te resulte interesante. Aquí tienes el enlace.

  2. teresa brotons dice:

    ME PARECEN UNOS EXPERIMENTOS SENCILLOS Y MUY DIDACTICOS A LA VEZ QUE DIVERTIDOS. UNA BONITA FORMA DE ENSEÑAR A LOS NIÑOS CONCEPTOS FISICOS, QUE NO OLVIDARAN FACILMENTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: