Indicador natural ácido base con flor de hibisco

Un indicador es una sustancia que cambia de color según se mezcle con un ácido o con una base. Hay muchas flores, frutos y hojas que se pueden emplear para hacer indicadores naturales caseros y la flor de hibisco roja  funciona de maravilla. El hibiscus es un arbusto que no aguanta las heladas por lo que solo lo vas a encontrar en zonas cálidas. Si no tienes uno cerca también puedes hacer el experimento porque muchas de las infusiones de frutos rojos que venden en el supermercado contienen flor de hibisco.

Flor de hibisco

La flor de hibisco además de preciosa es un estupendo idicador ácido base.

En casa podemos encontrar multitud de ácidos y bases con los que experimentar. El vinagre, los zumos de naranja y limón, las bebidas carbonatadas, los yogures, son todos ácidos.  El bicarbonato de sodio, el jabón y los productos de limpieza son bases. El agua pura es neutra, no es ni ácida ni básica, sin embargo la del grifo puede ser ligeramente ácida o ligeramente básica. Para medir la acidez de una disolución los químicos usan la escala de pH, que va del 0 al 14. El agua destilada tiene un pH=7, que  es  el valor que está en el medio. Los ácidos tienen un pH comprendido entre el 0 y el 7, mientras que el pH de las bases está entre el 7 y el 14.

Cuando se mezcla un ácido con una base se produce la neutralización de ambos, es decir, dejan de ser ácidos o bases y se forma agua y una sal. En algunos casos también se desprende dióxido de carbono, CO2.

Materiales:

  • Flores de hibisco rojas, frescas o  en infusión.
  • Agua.
  • Vinagre o zumo de limón (ácidos débiles).
  • Bicarbonato de sodio (base débil).
  • 3 recipientes, 3 cucharas y tres vasos.

Tanto los ácidos como las bases fuertes son corrosivos para la piel y los ojos por lo que no deben  usarse sin las medidas de protección adecuadas.

Procedimiento:

  • Mezcla dos cucharaditas de bicarbonato en medio vaso de agua.
  • Prepara también medio vaso de agua y medio vaso de vinagre.
  • Haz trocitos los pétalos de las  flores de hibisco y ponlos en tres recipientes.
  • En uno de los recipientes añade el agua, en otro el vinagre y en otro el bicarbonato. Remueve con las cucharas y observa los cambios de color, naranja para el vinagre y morado oscuro para el bicarbonato. Con el agua su color es azul claro.
  • Mezcla el líquido del recipiente con vinagre con el del bicarbonato.  En el proceso se formarán muchas burbujas de  CO2 y los niños estarán encantados pero ten previsto algo para limpiar o hazlo encima de una bandeja. Lo que ha ocurrido es una reacción de neutralización, y si las cantidades son correctas obtendrás un líquido neutro que no es ni ácido, ni básico. Notarás también un cambio de color a azul claro.
Echando bicarbonato en las flores troceadas

¿Qué ocurrirá al echar nuestros líquidos?

Resultados del experimento

El ácido naranja y la base morada. Removiendo con la cuchara obtendremos un color más intenso.

Los colores obtenidos

Aquí se aprecia mucho mejor.

Burbujas de dióxido de carbono

La neutralización es un favorito de los niños. ¡Les encantan las burbujas!

Con estos otros experimentos seguirás divirtiéndote con los ácidos y las bases:

 ¿Qué ha ocurrido?

La flor de hibisco contiene unos pigmentos llamados antocianinas que cambian de color cuando están en contacto con ácidos y bases. Adquiere color rojizo en presencia de un ácido débil como vinagre y color morado en contacto con una base débil como el bicarbonato de sodio.

Los padres tienen la responsabilidad de elegir las actividades que según su criterio son seguras para sus hijos.

Todas las actividades propuestas en Educaconbigbang deben estar siempre supervisadas por un adulto.

 



También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: