Crea una columna de densidades multicolor

El experimento consiste en apilar capas de distintos líquidos en un vaso teniendo en cuenta sus densidades.  Si además añades colorante crearás una impresionante columna de líquidos multicolor.

Materiales:

  • Un vaso alto, tarro o similar. A los niños les resultará más fácil si es de boca ancha.
  • Varios vasos con volúmenes más o menos iguales de distintos líquidos. Nosotros usamos, en este orden: miel, ketchup, detergente para los platos, agua, aceite para cocinar y alcohol.
  • Colorante (opcional) para el agua y el alcohol.
  • Cucharas.

Procedimiento:

  • Empieza poniendo el líquido más denso en el fondo del vaso. Sigue añadiendo líquidos en densidad decreciente.
  • Consejos para que todo salga bien:
    • Al echar los líquidos más viscosos como la miel, el ketchup y el detergente intenta que caigan en el centro del vaso para que no se queden pegados a sus paredes interiores.
    • Con los líquidos menos viscosos tienes que hacerlo muy despacio y con cuidado de no disturbar las capas anteriores. Para facilitar el proceso puedes hacer que el líquido caiga previamente sobre una cuchara antes de llegar a la capa. A los niños, sobre todo a los más pequeños, les va a costar hacer esta parte del experimento pero no hay que preocuparse, ya que, aunque las capas se mezclen un poco se seguirán diferenciando.
Llenando los vasos con los distintos líquidos

Primero ponemos los líquidos en los vasos.

Vasitos con los líquidos

¡Todo listo!

Echando la miel

¡Directa al centro sin tocar los bordes!

Echando los líquidos

Lo de ayudarse con la cuchara es complicado para un niño. Si no la usas también quedará de maravilla.

Columna de densidades casi terminada.

Solo falta el alcohol. ¡Está quedando chulísimo!

columna de densidades

Una semana después seguía estupenda.

Sigue divirtiéndote con la densidad y la flotabilidad con estos experimentos:

La lámpara de lava.

Flota o se hunde con frutas.

El huevo que flota.

Lentejas bailarinas.

Experimento con caramelos: letras que flotan.

¿Qué ha ocurrido?

El que un cuerpo (sólido o líquido) flote o se hunda en otro líquido depende de su densidad comparada con la densidad de ese líquido. En definitiva, los cuerpos menos densos flotan en los cuerpos más densos. La densidad de un cuerpo se define como su masa dividida entre su volumen. Para entender esto consideremos dos vasos iguales, en uno pondremos miel hasta la mitad y en otro agua también hasta la mitad del vaso. Ambos líquidos tienen el mismo volumen, es decir, ocupan el mismo espacio pero solo con levantarlos notaremos que el vaso con miel pesa más, o mejor dicho, tiene más masa. Esto quiere decir que la miel es más densa que el agua.

densidad miel agua

La balanza se inclina del lado de la miel. Su densidad es mayor que la del agua.

En nuestro experimento hemos ido añadiendo los líquidos por orden, en densidad decreciente, empezando por la miel y acabando por el alcohol. De este modo los líquidos menos densos flotan en los más densos y obtenemos una llamativa columna de densidades.

Los padres tienen la responsabilidad de elegir las actividades que según su criterio son seguras para sus hijos.

Todas las actividades propuestas en Educaconbigbang deben estar siempre supervisadas por un adulto.




You may also like...

6 Responses

  1. silvia dice:

    gracias por esta ayuda con los experimentos para ponerlos en practica

  2. das dice:

    hola me ha ayudado mucho

    • EducaconBigBang dice:

      ¡Genial!, espero que te hayas divertido con el experimento y que te animes a probar alguno más. Muchísimas gracias por comentar. Saludos.

  3. fernanda dice:

    Son geniales todos los experimentos…me fueron de mucha ayuda ♡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: