Cómo hacer una tablilla de cera como las de la antigua Roma

En muchos colegios se está implantando el uso de tabletas como recurso de aprendizaje. ¿Sabías que los niños de la antigua Roma también las usaban para aprender? Claro, que no eran exactamente iguales. Consistían en una tablilla de madera (tabula) recubierta de cera de abejas sobre la que se podía escribir usando un punzón (stilus).

tableta vs tablilla

¿Cuál preferirán los niños?

Para realizar esta actividad hay que fundir cera. Esto solo puede hacerlo un adulto que tome las precauciones necesarias. Si el proceso te parece demasiado peligroso puedes sustituir la cera por plastilina (Cómo hacer plastilina casera).  

Materiales:

  • Cartón grueso.
  • Cúter y tijeras.
  • Pegamento.
  • Cera o velas.
  • Palitos de helado.
  • Cacerola o cazo y recipiente metálico (una lata de conservas o de bebida te servirá) para fundir la cera al baño maría.
  • Pinzas de tender la ropa de madera.
  • Más cartón para proteger la mesa de posibles derrames.

Procedimiento:

  • Corta 2 rectángulos de cartón del tamaño de un libro.
  • Usa uno de ellos para hacer un marco.
  • Pega el marco al otro rectángulo. Ya tienes la tablilla.
Tablilla en cartón

Asegúrate de que el marco es lo suficientemente alto y de que está bien pegado a la base. De lo contrario la cera líquida escapará.

  • Con las tijeras, corta en punta uno de los extremos de un palito de helado. En el otro haz un corte recto. Este será el stilus.
Stilus

Hacer el stilus es lo más sencillo. Ahora viene lo más complicado: fundir la cera. Si no tienes cera en pepitas, puedes usar velas. Las velas seguramente serán de parafina pero servirá igualmente.

  • Funde la cera muy lentamente y al baño maría, nunca directamente en la fuente de calor. Los niños no pueden estar en la cocina mientras realizas este proceso.
Cera al baño maría

Cortamos la vela en trozos y los pusimos en una lata de conservas. Para remover usamos un palito de helado de madera y para agarrar la lata unas pinzas de la ropa.

  • Coloca la tablilla sobre una superficie plana y vierte poco a poco la cera líquida sobre ella procurando que quede lo más lisa posible. Los niños deben estar alejados.
Echando la cera sobre la tablilla

Es muy importante que el marco esté muy bien pegado y que la superficie de trabajo esté nivelada. ¡Protege la mesa por si acaso!

  • Espera media hora a que se enfríe antes de ponerte a escribir.

Las tablillas de cera (tabulae ceratae) fueron muy populares tanto en la antigua Roma como en Grecia y continuaron usándose durante la Edad Media. Aunque existían otros soportes de escritura, como el papiro y el pergamino, su precio era demasiado elevado y quedaban reservados a obras literarias y documentos oficiales importantes. Las tablillas de cera, por el contrario, eran económicas y además se podían borrar y reutilizar. Por este motivo, se usaban en todos los ámbitos de la vida cotidiana: para escribir cartas y todo tipo de notas; en comercio para anotar cantidades, hacer operaciones, llevar la contabilidad; en educación para aprender a escribir, tomar apuntes, hacer los deberes; para llevar todo tipo de registros y certificados como nacimientos, matrimonios o defunciones; en el ejército para escribir mensajes y órdenes etc.

Escritura en tablilla de cera

A mis hijos les pareció horrible vivir en un mundo sin papel. ¡Pobres niños romanos, no podían dibujar como nosotros!

La escritura se realizaba grabando los símbolos con el stilus. El stilus estaba fabricado en metal, marfil  o hueso. Acababa en punta por un extemo y por el otro tenía forma de espátula. Con la espátula se apartaban en una esquina los restos de la cera que se levantaba al hacer las incisiones. Estos restos después se aplicaban sobre lo escrito con ayuda de la espátula para borrar.

Cuando se quería borrar por completo toda la tabla, se calentaba hasta ablandar la cera y se alisaba hasta obtener una superficie uniforme. La tablilla quedaba como nueva, lista para ser reutilizada. La expresión hacer tabla rasa o tabula rasa (borrón y cuena nueva) tiene su origen en este proceso.

Si prefieres usar plastilina también quedan de maravilla y son muy fáciles de hacer:

Haciendo tablilla de plastilina

Con plastilina se simplifican mucho las cosas y el resultado es estupendo.

Haciendo agujero en en marco se podía pasar un alambre y unir varias tablillas con si fueran hojas de un libro. Un díptico tenía dos tablillas y un tríptico tres. Además las tablillas se podían cerrar y asegurar con una cuerda y un sello de cera. De esta forma era posible enviar mensajes secretos.

Un díptico

Hicimos un díptico de plastilina.

Los padres tienen la responsabilidad de elegir las actividades que según su criterio son seguras para sus hijos. Todas las actividades propuestas en Educaconbigbang deben estar siempre supervisadas por un adulto.




You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto: