Experimento con manzanas: ¿por qué se oscurecen al cortarlas?




Es bien conocido que las manzanas, así como muchas otras frutas y verduras, se oscurecen rápidamente una vez cortadas. ¿Hay algo que podamos hacer en casa para frenar este proceso y mantenerlas frescas por más tiempo?

Materiales:

  • Una manzana cortada en rodajas.
  • Líquidos para experimentar su acción sobre las manzanas: zumos de limón y naranja, leche y agua.
  • Papel de aluminio y film de plástico para envolver.
  • Varios recipientes para colocar las rodajas.



Procedimiento:

  • Envuelve una rodaja en papel de aluminio  y otra en film de plástico.
  • Coloca el resto de las rodajas en los recipientes.
  • Rocía una de las rodajas con zumo de limón, otra con zumo de naranja, otra con leche y otra con agua.
  • Sobre una de ellas no eches ningún líquido, nos servirá como control.
  • Observa los cambios de coloración que se produzcan con el paso del tiempo. ¿Cuál de los líquidos es más efectivo?

Recipientes con rodajas de manzana

Recipientes con rodajas de manzana

Después de 24 horas se han conservado mejor las que estaban en naranja y limón.

Rodajas de manzana

No hay duda de que el limón es el más efectivo. Además le da un sabor estupendo.

Manzana con limón y sin tratar

¡Menuda diferencia!





¿Qué ha ocurrido?

El oscurecimiento de la carne de la manzana se conoce como pardeamiento enzimático. Este proceso no es exclusivo de las manzanas, también sucede en patatas, plátanos, champiñones, melocotones, gambas, etc. Si bien en la mayoría de los casos la aparición del pardeamiento enzimático está asociado a la pérdida de calidad del producto, en otros su efecto es beneficioso, ya que, es el responsable del color característico del café, el cacao o las uvas pasas.

En el interior de las células de la manzana se encuentra una enzima llamada polifenol oxidasa, conocida por sus siglas PFO o PPO en inglés. La misión de las enzimas es acelerar las reacciones químicas. Esta enzima acelera la oxidación de unos compuestos orgánicos llamados fenoles, que también se encuentran en las células. Otra característica de las enzimas PPO es que contienen átomos de cobre, veremos más tarde por qué esto es importante.

Tanto las PPO como los fenoles se hallan en compartimentos separados dentro de la misma célula. Ahora bien, cuando la manzana se golpea, se corta o simplemente envejece, las células se dañan y, como consecuencia, la enzima se pone en contacto con los fenoles. A partir de este momento los fenoles reaccionan con el oxígeno del aire y se oxidan muy rápidamente. Es la primera de una serie de reacciones químicas con las que al final se obtienen unos pigmentos de color oscuro llamados melaninas que causan el oscurecimiento de la carne de la manzana.

El pardeamiento enzimático es un grave problema para la industria alimentaria pero, según hemos comprobado con este experimento, existen formas de ralentizarlo. Vamos a ver lo efectivos que han resultado cada uno de los métodos que hemos empleado.

Con agua. El agua actúa dificultando el contacto de los fenoles con el oxígeno, por lo que habría resultado más eficaz si hubiéramos sumergido por completo la rodaja de manzana en agua. Como solo pusimos un poquito de agua, no hemos conseguido frenar el oscurecimiento de forma significativa.

Envolviendo la manzana. De esta forma no se evita por completo el contacto con el aire. Ninguno de los dos envoltorios que usamos (plástico y aluminio) funcionó bien.

Rociando con ácidos.  Se sabe que la actividad de la enzima PPO se reduce considerablemente en un medio ácido. La leche, la naranja y el limón son todos ácidos. De ellos, el que tiene menor pH es el limón, es  decir, el limón es el más ácido de los tres:

  • La leche. No ha resultado muy útil, quizás por ser un ácido muy débil.
  • La naranja y el limón. Aunque ambos han sido muy eficaces retrasando el pardeamiento enzimático, la acción del limón destaca por su larga duración, ya que, 24 horas después la rodaja rociada con limón tenía un aspecto más fresco que la rociada con naranja. Tanto la naranja como el limón contienen ácido ascórbico (vitamina C) y ácido cítrico. Además de dificultar la acción de la enzima bajando el pH, el ácido cítrico se combina con el cobre presente en las PPO y entorpece su acción un poco más. El ácido ascórbico también juega un papel muy importante porque es un poderoso antioxidante y, como tal, dificulta la oxidación de los fenoles.

Para saber más sobre ácidos y sobre el pH:

Experimento de ácidos y bases con col lombarda.

En resumen, rociar la manzana con limón es el método más efectivo de los que hemos probado para retrasar la aparición del pardeamiento enzimático. El motivo es su bajo pH y las acciones combinadas de los ácidos ascórbico y cítrico.

Los padres tienen la responsabilidad de elegir las actividades que según su criterio son seguras para sus hijos. Todas las actividades propuestas en Educaconbigbang deben estar siempre supervisadas por un adulto.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE