Atraviesa una bolsa llena de agua con lápices

Hace un tiempo nos asombramos cuando ensartamos un palito de brocheta en un globo y no explotó. En este experimento nos vamos a divertir agujereando una bolsa llena de agua con varios lápices. ¿Nos mojaremos?

Materiales:

  • Una bolsa de plástico tipo ziploc preferiblemente, aunque se puede hacer con cualquier otra.
  • Lápices con punta o similar.
  • Agua.
  • Un lugar en el exterior por si hay escapes.

Procedimiento:

  • Llena la bolsa de agua y  a continuación ciérrala. Si la bolsa es ziploc será más fácil.
  • Con decisión, atraviésala con varios lápices. No te preocupes, el agua no escapará.
Niños haciendo el experimento

Es un experimento ideal para pasar un rato divertido con los amigos.

Bolsa con montones de lápices

¡Te has pasado con los lápices!

¿Qué ocurre?

La mayoría de las bolsas de plástico están hechas de polietileno (siglas PE). El polietileno es un polímero, es decir, una molécula muy grande formada por la repetición de muchas moléculas más pequeñas llamadas monómeros. La palabra polímero viene del griego poly (muchos) y mero (partes). La reacción química mediante la que tiene lugar esta agrupación de moléculas se llama polimerización.

En el caso del polietileno la molécula que se repite (el monómero) es el etileno, que está compuesto por carbono e hidrógeno. Su fórmula química es  CH2=CH2. En la polimerización las moléculas de etileno se unen para formar una molécula enorme (una macromolécula): el polietileno, cuya fórmula  sería: [-CH2-CH2-]n

polietileno

Las bolitas azules son los “etilenos” que se unen para formar el polietileno.

Aunque en los procesos de fabricación las moléculas se orientan en una determinada dirección, no se encuentran en el plástico distribuídas de forma ordenada. Más bien se asemejan a un ovillo de lana enredado o a un plato de espaguetis.

Cables enredados

En casa no es difícil encontrar modelos de polímeros.

Este podría ser un modelo de cómo están dispuestas las macromoléculas: unos cuantos cables enredados que, con paciencia, uno puede desenmarañar (no están unidos de forma permanente como en el caso de los elastómeros, que vimos en el experimento del globo que no explota).

En nuestro experimento los lápices se abren paso a través de la maraña de larguísimas moléculas del polietileno. Las macromoléculas empujan contra los lápices rodeándolos firmemente y creando un sello que evita las fugas de agua.

Los padres tienen la responsabilidad de elegir las actividades que según su criterio son seguras para sus hijos. Todas las actividades propuestas en Educaconbigbang deben estar siempre supervisadas por un adulto.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE